El hombre detrás del payaso

El terrorífico payaso creado por Stephen King regresa a la gran pantalla en medio de críticas y aplausos. Pero si en algo coinciden es que la joven promesa sueca, Bill Skarsgård, logró capturar la esencia de “It”.

Mide 1.92 metros de alto, tiene unos misteriosos ojos verdes y unas mejillas tan afiladas que podrían cortarte los dedos. Y si este actor te parece familiar es porque tuvo una aparición en la cinta “Divergente” y en la serie de Netflix, “Hemlock Grove”.

Pero su ejecución, línea argumentativa, sustos y actuaciones en “It” lograron revivir, 27 años después, y tan maquillado como entonces a Pennywise, para asustar a los nostálgicos de aquella miniserie de los 90.

Skarsgård fue criado en una familia dedicada a la actuación. Su padre, Stellan Skarsgård, destacó en películas como “Thor” y “The Girl With the Dragon Tattoo”.

Además, tiene tiene cinco hermanos, dos de ellos con una carrera en ascenso en Hollywood, como Alexander (“The Legend of Tarzan”) y Gustaf (“Vikings”), mientras que Valter aparece en distintas producciones suecas. Para Skarsgård no todo fue sencillo. Pues en una entrevista con Jimmy Kimmel el actor reconoció que aún sufre pesadillas.

 “Era mi primer día de rodaje y deliberadamente me mantuvieron separado de los niños. Había una escena, muy intensa, en mi primer día y tenía que meterme realmente en el personaje. En esa escena aparecía y me acercaba a él (Jack Dylan Grazer), es muy intenso...”, dijo.

Y es que el actor tenía verdadero miedo de traumatizar a los pequeños que actúan en la película.

“Parte de Pennywise es que odia a los niños... Y yo me acercaba a él y gritaba en su cara y estábamos haciendo la escena, él estaba llorando y atragantándose, y en el fondo de mi mente estaba pensando ‘oh, Dios mío, estoy traumatizando a este niño. ¿Qué estoy haciendo?’”, confesó el actor en la entrevista con Kimmel.


Compartir:

Comentarios

Video Recomendado